Support Workers

¿Qué es un Support Worker y a qué se dedica?

El rol del Support Worker está creado para trabajar en mejorar la independencia de personas con necesidades especiales y ofrecerle tanto apoyo práctico como emocional.

El Support Worker presta cuidado y apoyo tanto en las actividades más básicas (higiene, vestirse, comer, tomar la medicación necesaria…) como en los momentos de ocio y aprendizaje de los residentes. Sus funciones están concentradas en hacer la vida más fácil a los usuarios así como de empoderarles a desarrollar al máximo su potencial.

El support worker también se encarga del cuidado personal  y ha de asegurarse de que llevan una buena higiene.

Es muy importante que los candidatos que apliquen a estas ofertas estén orientados a un trabajo con vocación social, además de formación y/o experiencia en este sector. Además, debe contar con nivel de inglés fluido que le permita interactuar con los usuarios, profesionales de los centros y familiares.

¿Qué perfiles son adecuados para estos puestos?

Psicólogos, trabajadores sociales, Educadores, Integradores, Enfermeros y personal sanitario, e incluso profesionales de la Educación.

 

Ofertas actuales