BLOG

La vuelta a casa desde el extranjero: la reintegración

La vuelta al casa del extranjero: la reintegración

Volver del extranjero puede ser emocionante. Dicen que todas las grandes cosas deben llegar a su fin, y lamentablemente eso también incluye a las experiencias en el extranjero. Si tu tiempo de trabajo y/o  estudios en un país diferente está llegando a su fin, es posible que tengas sentimientos encontrados acerca de volver a casa. Y es que la vuelta del extranjero a casa tiene un siguiente paso: la reintegración.

Es posible que estés ansioso por ver a viejos amigos, a la familia, por comer la comida de siempre y disfrutar de tus lugares favoritos. Pero también existe la molesta sensación de que es posible que no vuelvas a encajar en casa.

Y es que volver a casa puede llevarte bastante tiempo y trabajo de reintegración a tu antigua comunidad y vida , sin importar si ha estado fuera durante unos cuantos meses o muchos años.

En este post queremos darte unos consejos para reintegrarte despues de tu estancia en el extranjero. Nosotros hemos experimentado esa vuelta y conocemos a muchos candidatos que nos has contado sus experiencias a la vuelta a su país de origen.

1. Revisa tus expectativas sobre tu vuelta

Antes de regresar del extranjero, es importante tener expectativas realistas de cómo será tu vida cuando estés de vuelta. Especialmente si has estado viviendo en el extranjero durante muchos años, tendrás que aceptar que igual que has cambiado tú lo habrán hecho tus amigos y familiares. Sin duda, todavía te quieren, pero tienen sus propias vidas y sería ingenuo esperar que vuelvas a la vida como era antes de que te fueras.
La gente habrá tenido bebés, comenzado nuevos trabajos y se habrá mudado a diferentes ciudades. Prepárate mentalmente y te sentirá menos decepcionado cuando las cosas no sean las mismas de antes.

2. Prepárate para el choque cultural

Si pensabas que los días del choque cultural habían quedado atrás, lamentamos decepcionarte. El choque cultural inverso es real y es totalmente extraño. Incluso si sólo has vivido en el extranjero durante un año o menos, muchas cosas que eran completamente normales en el pasado pueden parecer extrañas y desconocidas ahora que has vivido en el extranjero.

Cosas simples como los horarios de comer. En casa, la cena en España se suele servir alrededor de las 9 de la noche. Pero si ha vivido en Reino Unido o Canadá por un tiempo, estarás acostumbrado a cenas mucho más temprano y tu cuerpo tardará un tiempo en reajustarse. 

Tómate el tiempo para volver a asentarte y no te presiones para sentirse de cierta manera. Estas cosas toman tiempo.

3. Sé proactivo con tus amistades

Tus amigos y familiares han seguido con sus vidas y seguramente ahora parece que no encajas en sus planes. Te va a tomar tiempo sentir de nuevo que formas parte de sus vidas. Sé proactivo, llámalos, organiza planes para ellos, comparte tus vivencias y experiencias.  

4. Haz nuevos amigos

La reintegración puede ser una excelente oportunidad para hacer nuevos amigos, personas con las que compartir lo aprendido en el extranjero, incluso gente que haya pasado por la misma experiencia. Aconsejamos, por ejemplo, buscar grupos de intercambio de idiomas, donde seguro encontrarás posibles amigos con muchas temáticas y gustos en común.

5. Trabaja en mantener y mejorar el idioma que has aprendido

Al volver del extranjero es recomendable mantener el idioma aprendido
Al volver del extranjero es recomendable mantener el idioma aprendido

Un idioma se aprende durante toda la vida. Así que no dejes de estudiar y practicar el idioma que hayas aprendido en el extranjero.

Hay muchas opciones para ello. Desde ver series en versión original en plataformas como HBO, Amazon Prime, Nexflix…a descargarte aplicaciones como Duolingo o Babbel. También suelen ser muy efectivos los intercambios de idiomas, donde puedas hablar con expatriados en su idioma nativo y ayudarles con su inglés a cambio.

6. Prepara la búsqueda de empleo para la vuelta

Uno de los temás que más preocupa cuando volvemos a casa después de una estancia en el extranjero es la búsqueda de empleo. En este aspecto recomendamos que ya inicies los primeros pasos antes de volver, y empezar a seguir a las empresas y sectores con las que desearías trabajar. Mantenerte informado a través de las redes sociales, web de las empresas y sus boletines informativos es una buena opción. Además, obviamente, de las webs de empleo. 

7. Sé un turista en tu propia ciudad

Una de las cosas más apasionantes puede ser mirar tu lugar de origen con otros ojos, con los ojos de lo aprendido fuera.

Probablemente hay docenas de actividades y lugares de interés que una guía de viaje recomendaría en tu ciudad natal que nunca has visto antes.

Cómprate una pequeña guía y haz una lista de todos los lugares de interés de tu ciudad y alrededores que siempre quisiste visitar pero a los que nunca llegaste. Luego invita a sus viejos y nuevos amigos a explorarlos contigo. Viajar cerca de casa puede enseñarnos tanto como viajar al otro lado del mundo.

y sobre todo…

8. Sé paciente

Sin duda, el mejor recurso ante un cambio de esta magnitud es la paciencia. Es fácil decirlo, pero sin duda, el tiempo es el mejor aliado en los cambios. Date ese tiempo para adaptarte a la nueva experiencia de estar en casa. Deshaz las maletas, reparte los regalos, ponte al día con todas las noticias y una vez que tu cabeza esté menos congestionada puedes empezar a planificar tu carrera.

El reajuste lleva tiempo. Al principio puedes sentirte desapegado, pero una vez que tus nuevas rutinas se vuelvan normales para ti, pronto estarás a gusto :-). 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.